¿Le preocupan los nuevos precios de la energía? ¡Haga del aumento de tarifas de gas y electricidad una oportunidad! Las empresas que utilizan de forma eficiente la energía usan menos recursos para lograr las mismas metas, reduciendo costos y preservando la naturaleza. ¿El resultado? Ganan competitividad sobre todas las demás. Nosotros lo podemos ayudar a lograrlo con nuestras charlas, conferencias, cursos y seminarios sobre eficiencia energética. Esperamos su consulta: jandreotti@fibertel.com.ar.

domingo, 31 de marzo de 2013

El contexto de la época en que se inventó el teléfono móvil



Martin Cooper

Si uno lee el diario La Nación(de Buenos Aires, Argentina) de hoy y  es muy jóven, o durante su vida estuvo alejado de las telecomunicaciones, podría pensar que el Sr Martin Cooper se despertó por la mañana del día 3 de abril de 1973 y resolvió “inventar” el teléfono celular por la tarde.

En la realidad no fue así la cosa y para entender algo(no todo, ni mucho menos)sobre como fueron las cosas, es bueno conocer el contexto de la época sobre como estaban las comunicaciones entonces.

Si bien yo ingresé en Motorola do Brasil  a principios de 1975, tuve oportunidad de ver con cierta cercanía el contexto de Motorola internacional, que me permiten aportar algo de luz sobre el tema.

Para comenzar a ponernos en época, en este momento tengo en mis manos el manual original en inglés del equipo “MOTOROLA – CAR TELEPHONE”, impreso el 6 de noviembre de 1970, que Motorola comercializaba en ese tiempo. Se trataba de un equipo alimentado por 12V de cc, que operaba en half-duplex, FM Two-Way Radio, en la banda de 450-470MHz, con 16 W de potencia de salida en su transmisor. El equipo estaba compuesto de tres partes : la unidad principal, dentro de la cual estaban el transmisor y el receptor, que tenía 25,5 pulgadas de largo x 12 pulgadas de ancho y 6 pulgadas de altura y que se instalaba en el baúl del auto,  la unidad de control que se instalaba en el tablero del vehículo y que contenía un disco y un tubo (handset) y por último la antena que se montaba en el techo del auto.Como el equipo no era full duplex, tenía incorporado un phone patch que, rectificando las señales de voz de ambos lados de la comunicación, hacía la conmutación automática, habilitando al móvil para transmitir o para recibir, de modo que no se podía hablar y escuchar al mismo tiempo, igual que en un equipo de radio actual.Existía la llamada que hacía sonar la campanilla del móvil y éste podía llamar a cualquier teléfono fijo por medio del discado. Del disco salían pulsos, que luego eran transformados en tonos que permitían enviar el número deseado por radio. El equipo era totalmente transistorizado, es decir que no tenía ninguna válvula, pero tampoco ningún circuito integrado.

En la época en que trabajé en Motorola de Brasil, se estaban diseñando localmente los equipos de “telefonía rural”, que eran full-duplex. Cuando ingresé a la fábrica ya tenían funcionando los prototipos de laboratorio. Este sistema incluía un equipo remoto, que podría operar como móvil. No obstante no estaba listo para ser fabricado en serie. Faltaba hacer el prototipo de producción, de lo cual debería encargarse el Departamento de Ingeniería Industrial.Fue así que en 1976, al no estar listo nuestro equipo, el presidente Geisel de la República Federativa do Brasil, terminó teniendo instalado en su auto oficial un equipo Motorola, radioteléfono, con la unidad principal instalada en el baul de su auto y la unidad de control en su tablero. Se trataba de un equipo fabricado en EEUU, con la parte de control constituída totalmente con circuitos integrados C-MOS, pero sin diodos de protección en sus compuertas.Era un equipo full-duplex. Las etapas de potencia de transmisión seguían siendo transistorizadas, al igual que las de radio frecuencia, tanto en transmisión, como en recepción.

A causa del clima seco de Brasilia, según me informaron, se quemaron todos los C-MOS. Mi tarea consistió en reparar el equipo, reemplazando todos los integrados quemados (decenas)por C-MOS con compuertas protegidas, cosa que hice y el equipo quedó en servicio.

Para esa época, también la empresa francesa Thomson CSF, en la cual trabajé ya en 1979, en Buenos Aires, había comenzado a fabricar en Francia y Argentina sus monocanales, que eran totalmente transistorizados, con duplexor, y aptos para montar en rak de 19 pulgadas, que funcionaban muy bien, mientras no se quemaban. Repararlos era otro tema. Era el famoso(en ese tiempo) 917.
Todos estos equipos eran totalmente analógicos, de modo que todo lo que hoy conocemos de digital, no había sido incorporado en ellos.

Además en Motorola, ya se fabricaba en Brasil, el Handy Com, que era una equipo portátil del tamaño aproximado al que tiene Cooper en la foto.Era un transceptor portátil, es decir un handy.

La cantidad de bases que había disponibles, se limitaban a una para cada equipo móvil, al menos en Brasil.De modo que siempre había ruido presente en todas las comunicaciones.

Con la narración que antecede, creo que ya tenemos una idea de cómo estaba la técnica en 1973.

Desde el punto de vista político, la AT&T era en EEUU una empresa monopólica que manejaba de manera absoluta las comunicaciones telefónicas, y dentro de ella estaban todas las compañías Bell, GTE, Lucen, y otras que no recuerdo, pero que fueron muy conocidas. Motorola estaba fuera de esta corporación. Supongo que esa es la razón por la cual el diario La Nación los presenta como enemigos a Cooper, que era de Motorola y a Engel, que era de Bell.

 Motorola se dedicaba a los radios two way y AT&T a las comunicaciones telefónicas fijas. La palabra “convergencia”, no se aplicaba todavía en este campo. No se había inventado el Diagrama OSI, ni el protocolo IP. No se hacía conmutación de paquetes. Ya existían la multiplexación, los múltiplex de frecuencia y de tiempo, pero cada cosa se usaba en forma cerrada, separada y no se permitía la “mezcla” de conceptos. Pero Cooper no estaba solo, Motorola era muy poderosa y tenía muchos desarrollos tecnológico en marcha, como para unirlos e “ inventar” nuevas aplicaciones.El fuerte de Motorola era la fabricación de equipos de comunicaciones para uso militar y policial.Las especificaciones militares eran muy rigurosas y un handy debía seguir funcionando cuando la rueda de un vehículo le pasara por encima, o cuando cayera a tierra desde una torre de 12m de altura.

Con este cursillo previo, Ud ya puede leer el artículo del diario la Nación, sin creer  todo lo que él dice, ya que en 1973 nadie pensaba, creo, en armar células, todavía. Simplemente estaban tratando de hacer un teléfono móvil, por lo que no podían inventar “el celular”.

http://www.lanacion.com.ar/1568201-el-telefono-celular-cumple-40-anos-habla-su-creador 

No hay comentarios:

Publicar un comentario